09/04/1921. El impuesto de ventanas.

Aunque bien podría ser producto de mi imaginación, se me antoja que todos los años, por estas fechas, el ser humano se muestra más irascible y reactivo, como empujado por un resorte en el que está influyendo la naturaleza, esta que está invadiendo los prados de flores y despertando a la vida del largo letargo…

6/09/1920. Serpientes que maman.

Sin que pareciera que podía llegar nunca, septiembre nos alcanzó. Ya los días acaban antes y las tardes tienen un no se qué de final de algo. Este sentimiento se me antoja si el atardecer me sorprende aprovechando las últimas luces de la jornada mientras paseo por las rúas de esta Compostela que he recuperado…