11/06/1920. Mis recuerdos como niño del Coro de la Catedral.

La carta que recibí de Basilio me hizo recordar tiempos remotos, cuando eramos niños y una ciudad en su mayoría sombría y húmeda nos recibió indiferente dispuesta a absorvernos en su eternidad de granito y agua. Allá por el año 1910 tanto Basilio como yo éramos simples niños de aldea que venían a pasar una…