28/06/1920. La noche de San Xoan.

Hay una noche en el año que todo puede pasar. En ella bailan, cantan los mozos alrededor de cacharelas y mientras esta alegre y barulleira noche recibe el verano, las fuerzas del mal, aprovechando las horas de ausencia de luz, intentan adentrarse en las casas o en la desdichada alma de algún malpocado que no…

21/06/1920. Mi virxe da Cuncha.

Escribo estas líneas sin aún dar crédito de lo que me aconteció ayer noche. Tras pensar todo el día en ello aún no puedo decir a ciencia cierta si mis ojos me ofrecieron la verdad o si por el contrario un desvarío, una quimérica ensoñación ha perturbado mi pensamiento. ¿Acaso sufro algún tipo de alienación…

19/06/1920. Agrupación Coral “De Ruada”.

Leo en las noticias que vienen de Madrid cómo de exitosa ha sido la actuación del orensano Coro “De Ruada” que ha participado, junto a otras agrupaciones, en “la Semana Gallega” organizada por la Casa de Galicia. He de reconocer que este grupo de enxebres mozos y agarimosas rapazas están dando de qué hablar en…

15/06/1920. De cómo Isaac Fraga habla maravillas de Diaz Baliño.

Puedo asegurar sin duda alguna que Santiago es una ciudad abierta a los nuevos adelantos que la modernidad nos ofrece. En ella podemos presenciar cómo conviven los transportes más antiguos, a saber, carros tirados por bueyes, mulas de arriero o cabalgaduras, con los nuevos omnibuses o automóviles que cada vez se ven más, transportando a…

11/06/1920. Mis recuerdos como niño del Coro de la Catedral.

La carta que recibí de Basilio me hizo recordar tiempos remotos, cuando eramos niños y una ciudad en su mayoría sombría y húmeda nos recibió indiferente dispuesta a absorvernos en su eternidad de granito y agua. Allá por el año 1910 tanto Basilio como yo éramos simples niños de aldea que venían a pasar una…

7/06/1920. Basilio en la “Casa de Galicia” de Buenos Aires.

Hoy mi alegría se vio duplicada cuando entre la correspondencia de mi tía Minia encontré una misiva procedente de Buenos Aires. Hacía mucho tiempo que no tenía nuevas de mi buen amigo Basilio y no encontraba el momento de poder abrirla. Quería descubrir en qué peripecias se habría metido mi compañero de infancia desde que…

4/06/1920. Mis recuerdos del Año Santo de 1915.

Estos días de mudanza en el taller de Don Germán me han dejado exhausto. Invertí más tiempo del convenido, pero Don Germán me lo gratificó con creces. Al final, como celebración, nos invitó a todos a un buen yantar que, regado con los mejores caldos del país, me han hecho darme cuenta de lo bien…